Como construir un gran edificio en un pequeño solar

VisualARQ aprecia la dualidad del edificio: un lujoso condominio para sus residentes, una interesante arquitectura para los paseantes de Nueva York

VisualARQ aprecia la dualidad del edificio: un lujoso condominio para sus residentes, una interesante arquitectura para los paseantes de Nueva York . IMAGE: Fotoworks, vía NMDA

El esbelto diseño arquitectónico en metal y cristal del Condominio HL23 en Nueva York, un proyecto de Neil Denari, ha sido elegido por VisualARQ como un ejemplo del uso del software Rhino.

La forma del edificio se adapta a las vías de la High Line. En su base, la superficie es más reducida que en la parte superior. A medida que el edificio gana altura, se ensancha y así consigue ofrecer una superficie mayor. La parte superior es casi un 40% más amplia que la base

El efecto obtenido es aerodinámico, de ligereza. El edificio se contrae en la parte inferior para acomodar la High Line, no se obtiene la impresión de que retrocede sino que se adapta a la vía con un voladizo.

También posee un aspecto escultórico a causa del diseño de las fachadas. Dos de ellas están recubiertas de cristal mientras que otra está recubierta de acero inoxidable troquelado.

La teoría es que a un buen arquitecto le gustan los retos. La realidad es que prefiere un buen solar,  las mejores condiciones de construcción y el mejor software para arquitectura disponible (¿piensas en Rhino?). También le gustaría diseñar un museo o un edificio de prestigio social… mientras que en realidad pocos pueden llevar a cabo ese sueño.

¿Conformismo? ¡Nunca! Creemos que hay que sacar partido de los elementos que se poseen y hacer que tu proyecto arquitectónico vaya más allá de cumplir los requisitos establecidos, que hable de ti y del lugar en el que se erige.

VisualARQ presenta el uso del software Rhino en la arquitectura de Neil Denari

VisualARQ presenta el uso del software Rhino en la arquitectura de Neil Denari. IMAGE: Fotoworks, vía NMDA

Hoy vamos a ver un ejemplo de arquitectura en el que se ha utilizado el software Rhino y que demuestra que, a grandes inconvenientes, grandes soluciones: Condominio HL23 de Neil M. Denari Architects.

Te preguntas ¿inconvenientes? ¡Si está en Nueva York, mejor aún, en Manhattan! Un lugar fascinante y en continua ebullición. Eso no parece una limitación sino un premio. Bueno, no todo es tan bonito como lo pintan. Si conoces la ciudad, quizá te hayas acercado a la High Line. Son más de 2 km de una antigua vía de ferrocarril elevada que se ha ajardinado y se ha convertido en un paseo urbano, como un parque en las alturas que será prolongado en el futuro y con interesante arquitectura a su alrededor.  Constituye un paseo muy agradable como peatón pero no lo verás con tan buenos ojos si, justo ahí, está el solar que te han asignado.

El condominio HL23 está junto a la High Line de New York

El condominio HL23 está junto a la High Line de New York. Imagen: Fotoworks, vía NMDA

Recuerda, estás en Manhattan, no es un terreno cualquiera. Un promotor te pide un condominio de viviendas de lujo, así que lógicamente hay que exprimir cada palmo de suelo. A mayor superficie construida, mayor beneficio, pero el solar está pegado a la vía elevada. Tienes que esmerarte para que, a pesar de ello, el promotor obtenga los metros habitables que desea y los –adinerados- compradores de esos apartamentos no consideren que la vía es un estorbo.

Por eso nos gusta el resultado que ha conseguido Neil Denari. Una construcción atractiva y diferente. No es sólo un edificio para los residentes sino que se ha convertido en un icono más de la zona. Un edificio de cuya presencia  disfrutan los transeúntes, mucho más de lo que sucede en el resto de la ciudad, porque obtienen perspectivas diferentes desde la altura de la High Line al estar a menos de 3 metros de distancia del segundo piso del edificio.

El paseo para peatones está al mismo nivel que el segundo piso del HL23

El paseo para peatones está al mismo nivel que el segundo piso del HL23. IMAGEN: Fotoworks, vía NMDA

Si te fijas en las imágenes que publicamos, la vía parece que está literalmente incrustada en el edificio, o que este ha crecido en torno a ella. No es un efecto óptico, el edificio se ha adaptado a la High Line.

En su base la superficie es de 12m x 30m. Cuando gana altura, se ensancha y de esta forma consigue ofrecer más superficie, el total construido es de 3.642 m2. La parte superior es casi un 40% más amplia que la base.  Una ventaja adicional es que el edificio parece más alto de lo que en realidad es. Tiene unos 50 m de altura pero aparenta más por la esbeltez del diseño.

EL HL23 representa la opción opuesta a la más usual. Habitualmente vemos edificios más anchos en la base que se estrechan a medida que aumenta la altura, causando una impresión de solidez.  Aquí es al revés, una base reducida se va expandiendo y el efecto obtenido es aerodinámico, de ligereza. El edificio se contrae en la parte inferior para acomodar la High Line, no se obtiene la impresión de que retrocede sino que se adapta a la vía con un voladizo.

El diseño arquitectónico del voladizo potencia la imagen esbelta del edificio

El diseño arquitectónico del voladizo potencia la imagen esbelta del edificio. Imagen via flickr

Tiene también un aspecto escultórico producido por el diseño de las fachadas. Las fachadas norte y sur están recubiertas de cristal mientras que la orientada hacia el este está recubierta de acero inoxidable troquelado. Un edificio con varias perspectivas diferentes, según el punto en el que se halle el espectador.

En las fachadas acristaladas se ha utilizado un cristal especial porque tiene muy poca cantidad de hierro y es sumamente claro.  Los paneles son de los de mayor tamaño utilizado en edificios de estas características puesto que llegan a medir casi 6 m2.

Uno de los rasgos estéticos que más llaman la atención son las diagonales de metal que se han dejado a la vista y se divisan tras los cristales. Al encontrarse en el interior y estar recubiertas de frita de cerámica blanca, parecen suaves y redondeadas, un efecto que no causarían si se hubieran colocado en el exterior, la opción más común. Además, estructuralmente actúan como un soporte que hace innecesarias columnas en los diáfanos interiores.

Los soportes diagonales de la estructura que se ven desde el exterior están colocadas dentro del edificio

Los soportes diagonales de la estructura que se ven desde el exterior están colocadas dentro del edificio. IMAGE: Fotoworks, vía NMDA

La fachada del lado este se halla recubierta de unas 500 placas de acero inoxidable mate de 50mm de grosor que actúan como aislante térmico. Cada pieza mide 3,4m por 0,5m y está colocada sobre soportes de acero y aluminio.  Esta fachada presenta otro elemento distintivo, una grieta que divide el edificio verticalmente. Por ello, las sombras que provoca nada tienen que ver con las de los edificios colindantes, literalmente proyecta una imagen diferente.

La fachada de vidrio y acero se abre como una grieta en el lado sur

La fachada de vidrio y acero se abre como una grieta en el lado sur. Imagen vía Flickr

Si en las otras fachadas se han dejado a la vista los soportes de metal, aquí están a la vista los remaches. Visualmente encajan a la perfección con los materiales y tipología de construcción de la vía elevada de ferrocarril junto a la que se encuentran.

500 paneles de acero inoxidable cubren la fachada y las juntas quedan a la vista

500 paneles de acero inoxidable cubren la fachada y las juntas quedan a la vista. Imagen vía Flickr

El edificio tiene 14 pisos de altura, 9 de ellos dedicados a pisos más 2 dúplex. Sólo hay una vivienda por planta y todas ellas son diferentes entre sí, ofreciendo también en esto exclusividad. Evidentemente, estas viviendas de lujo cuentan con materiales nobles y los amplios ventanales, de suelo a techo, les proporcionan excelentes vistas hacia la High Line.

Materiales de alta calidad para unos apartamentos de elevada categoría

Materiales de alta calidad para unos apartamentos de elevada categoría. IMAGEN: Fotoworks, vía NMDA

Si los residentes no las desean o no quieren ser vistos, basta con accionar el mando electrónico para cubrir el cristal.  Algunas ventanas son practicables. En cualquier caso, los apartamentos están distribuidos de forma que las zonas privadas están orientadas hacia la fachada este, con ventanas más reducidas porque está recubierta por pliegues de metal, por lo que la privacidad está garantizada. Si no es discreción lo que buscas, sólo tienes que utilizar las salas orientadas hacia la fachada sur.

A pesar del aparente exhibicionismo, el diseño arquitectónico garantiza la privacidad

A pesar del aparente exhibicionismo, el diseño arquitectónico garantiza la privacidad. IMAGEN: Fotoworks, vía NMDA

En VisualARQ no buscamos discreción sino buena arquitectura realizada con Rhino. Neil Denari ha llevado a cabo  un excelente trabajo. Lejos de nuestras posibilidades como potenciales residentes del HL23 pero próximo a los amantes de la arquitectura. Añádelo a tu lista de visitas en Nueva York.

¿Ya has estado allí? Cuéntanoslo en Facebook.

(Artículo de M.A. Núñez)